lunes, 22 de septiembre de 2014

POKÉMON: EL VIAJE DE HARUKA, RECIBIENDO SU PRIMER POKÉMON...Y ALGO MÁS

Por fin se acerca el día que muchos hemos estado esperando, me refiero a nada más y nada menos que el lanzamiento de los remakes de la tercera generación: OMEGA RUBY y ALPHA SAPPHIRE. En mi opinión personal (y seguro la de muchos también), la saga ruby, zafiro y esmeralda tiene la mejor historia hasta ahora, claro que presenta algunos huecos argumentales e incoherencias, pero eso no le impide ser un juego muy completo y entretenido, el cual nos dip y da muchas horas de diversión. Al igual que los otros remakes, éstos juegos traen numerosas novedades, no solo es una mejora gráfica, también tenemos una gran cantidad de opciones nuevas, algunas similares a las de la sexta generación, otras propias de esas versiones.

























Respecto a los personajes, son los mismos de la primera versión, pero vestidos con nuevos atuendos. Si hablamos del personaje masculino, yo prefiero su atuendo anterior. En cambio, si nos referimos al personaje femenino, pues su nueva ropa me parece mucho más llamativa, podemos encontrar un sinfín de imágenes suyas (y hentai) hechas por los millones de fans que tiene al rededor del mundo y todos sabemos por qué.


Dicho todo esto, les dejo con la primera parte de ésta pequeña saga hentai en homenaje al lanzamiento de los nuevos remakes. Espero que los disfruten y sigan la historia.



RECIBIENDO SU PRIMER POKÉMON...Y ALGO MÁS:


Villa Raíz es un lugar pequeño y tranquilo, es el sitio ideal para comenzar tu viaje pokémon, por eso el laboratorio del profesor Birch se encuentra en ese lugar. El profesor eligió esa zona por su vasta variedad de plantas y criaturas de estudio. En la zona viven dos niños muy conocidos por los habitantes debido al amor que tienen por los pokémon y sus ansias por estudiarlos. Uno de ellos, el muchacho, nació en la villa y es hijo del profesor. La muchacha, de nombre Haruka, se mudó hace poco a la región Hoenn y es la hija de Norman, el líder de gimnasio de tipo normal y guardián de la medalla equilibrio. Ambos rápidamente se convirtieron en amigos y rivales. Los dos muchachos ya han alcanzado la edad requerida para iniciar su viaje y cada uno espera en su respectiva habitación a que amanezca, están listos para ir al laboratorio al día siguiente. Lo que nadie sospecha es que Haruka lleva meses planeando su estrategia para ser la mejor entrenadora de la región y está dispuesta a lo que sea para alcanzar su meta.
Haruka sale de su casa cuando el sol empieza a asomarse por el horizonte, considerando que el profesor ya debe haberle dado a su hijo su primer pokémon, debe darse prisa y llevar a cabo su plan para obtener una ventaja. Al llegar al laboratorio del profesor Birch, éste la está esperando en la entrada. Haruka se acerca y lo saluda, mientras que el profesor devuelve el saludo con una amplia sonrisa.
-Ya estoy aquí profesor-le dice la futura entrenadora-lista para iniciar mi viaje.
-Me alegra oír eso jovencita-le responde amablemente el científico-mi hijo acaba de irse hace unos minutos. Espero que no se haya llevado al pokémon que querías.
-¿Ya se fue? Y yo creí que me había despertado temprano...
-Acompáñame...mmm...Haruka. ¿Cierto?
Haruka asiente y camina tras él, rumbo a su oficina. Frente a ella se encuentra una mesa con dos pokéball encima. Haruka ya había decidido cuál pokémon elegir, pero estando ahí, empieza a cuestionar su decisión. Sus pensamientos son interrumpidos por las palabras del profesor.
-Bien, aquí tienes dos pokémon, de los cuales solo podrás elegir uno. Por favor déjalos salir para poder presentarlos.
La muchacha toma ambas pokéball y las arroja, de ellas salen dos peculiares criaturas, una de ellas es azul y parece un renacuajo con patas, la otra es roja y con el aspecto de un polluelo. Haruka los mira muy emocionada, por suerte su rival no se llevó a Torchic, el pokémon de tipo fuego. La entrenadora considera que ya es hora de poner su plan en acción. Se acerca al científico caminando como modelo en pasarela y sonriendo seductoramente, igual que las actrices que aparecen en las novelas que ve su madre.
-Profesor, quisiera quedarme con ambos pokémon...si no le molesta...
-Lo siento Haruka, conoces las reglas. Un pokémon por entrenador-le responde mientras regresa a las criaturas a sus respectivas pokéball.
-¿Sabe? Estoy dispuesta a todo por tener a esos dos-le dice la entrenadora, entrecerrando los ojos y usando un todo de voz muy sugestivo-dispuesta a todo.
La joven, ya estando a pocos centímetros del científico, coloca la mano en su entrepierna y le sonríe pícaramente. El profesor no puede creer lo que está pasando, pero no puede evitar excitarse al sentir la juvenil mano de la muchacha apoyada en sus genitales.
-Profesor, le demostraré cuánto merezco a esos pokémon-le dice Haruka al mismo tiempo en que se pone de rodillas y le saca el miembro de los pantalones cortos-y cuán agradecida estaré si acepta darme ambos.
Sin darle tiempo al profesor de reaccionar, Haruka lame su miembro desde los testículos hasta la punta de su glande, haciendo que su pene se llene de sangre y adquiera un gran tamaño. Contempla el miembro con una sonrisa y abre la boca, dispuesta a introducir el glande en ella.
-Mmm…tiene un buen tamaño-le felicita Haruka.
La futura entrenadora introduce el miembro en su boca poco a poco, al inicio con un poco de dificultad, pero su boca y garganta se adaptan rápidamente a las dimensiones del falo. Lo chupa por varios minutos, masajeando apretando sus testículos al mismo tiempo, jalándole el prepucio con los dientes y mirándolo a los ojos por momentos. Luego de varios minutos, Haruka lo saca de su boca, haciendo un obsceno sonido de succión.
-Si aún no está convencido-lo empuja cariñosamente, hasta que cae  sentado en su silla y Haruka se desnuda lentamente-tengo algo más para usted.
El profesor no tiene palabras para describir lo que está sintiendo en esos momentos, como si estuviese en trance, pero su cuerpo reacciona involuntariamente, agarrando las tetas de la muchacha mientras ella se monta sobre su miembro, luego de colocarle un condón con la boca. Haruka cae sentada sobre el científico, haciendo que su miembro entre por completo.



-¡Cielos! ¡Es tan grande!-grita Haruka e inmediatamente empieza a dar brincos-¡Ah! ¡Ah! ¡Sí!
El profesor Birch la toma de las nalgas y la ayuda a moverse más rápido, Haruka no tenía planeado disfrutar tanto intentar lograr su cometido, pero eso no le importa, lo está pasando en grande. El profesor se mete en la boca uno de sus pezones y lo succiona con fuerza, haciendo que su joven amante se caliente más y más. La muchacha aumenta el ritmo de sus brincos y en las paredes del laboratorio rebota el ruido que hacen sus nalgas al chocar contra su amante. Haruka lo cabalga durante poco más de una hora y finalmente éste eyacula. La joven se para y nota que el condón está completamente lleno de semen, se lo saca con mucho cuidado y se lo lleva a la boca, presiona el preservativo con los dedos pulgar e índice para extraer el contenido y se bebe hasta la última gota que pudo sacar de esperma.
Haruka se dispone a vestirse, pero no contaba con que el profesor aún no está satisfecho, sin mencionar que sigue en trance por la sorpresa. El hombre mete la mano en su entrepierna y usa los dedos para jugar con su vagina, succiona sus tetas y muerde sus pezones, completamente fuera de sí, solo dispuesto a seguir disfrutando de tan magnífico y juvenil cuerpo.
-¡Cielos, profesor! Usted es insaciable...suélteme un momento, haré que se sienta mejor.



Haruka se suelta e inmediatamente se agacha para darle una última mamada y calmar sus ansias, la muchacha se lo chupa por un par de minutos, hasta que el profesor se corre en su boca y ella lo bebe sin derramar ni una sola gota. Se pone de pié y se limpia el semen con la mano, toma su ropa del suelo y se viste mientras el profesor cae rendido en su silla y se queda dormido al momento en que Haruka toma las dos pokéball y sale del laboratorio, muy satisfecha por las dos adquisiciones para iniciar su viaje…y por el gustito que se dio.
Continuará…

lunes, 1 de septiembre de 2014

POKÉMON: SERENA HIPNOTIZADA

Por culpa del Team Flare, Serena se vio obligada a separarse de su grupo y el bosque es tan grande que no sabe cómo encontrarlos. Sus pokémon son fuertes, pero no están a la altura de las criaturas que merodean por el bosque.



Serena camina muy temerosa, mirando a su al rededor. Se oyen unos arbustos moviéndose, la asustada entrenadora toma una pokéball, lista para defenderse, pero su cuerpo se paraliza al ver un péndulo colgando de una peluda mano amarilla. Un Hypno aparece entre la vegetación y mira con curiosidad a la muchacha, quien lucha inútilmente por librarse de la parálisis. El pokémon se acerca más y Serena abre los ojos como platos al bajar la mirada y ver el enorme, rosado y colgante miembro del Hypno, al parecer el pokémon está buscando alguna hembra con la cual aparearse. Serena lucha aún más, quiere salir de ahí lo más rápido posible, pero su cuerpo no reacciona, solo puede ver cómo el Hypno camina lentamente hacia ella, arrastrando su pesado miembro tras él. Al estar frente a la aterrada entrenadora, la olfatea, como intentando identificarla, su enorme nariz acaricia el rostro y el cuello de Serena, luego inclina la cabeza y repite el acto en sus gruesos muslos. Serena suelta un grito ahogado al sentir la nariz del Hypno entre sus piernas, las cuales empiezan a temblar. El pokémon olfatea el intenso olor de su vagina y usa su mano libre para acariciar tan magníficos muslos, Serena se sonroja y unas lágrimas bajan por sus mejillas. En un segundo, el Hypno usa sus poderes psíquicos para rasgar la ropa de Serena, dejándola solo con las medias y el sombrero. El pokémon empieza a lamer el cuerpo de Serena, comenzando por el cuello y luego bajando lentamente por las tetas y el abdomen, luego por las caderas y recorriendo sus muslos. Serena se muerde el labio cuando el Hypno lame intensamente su vagina mientras usa su mano libre para masajear sus redondas nalgas, su lengua se mete más y más, se retuerce en el vientre de Serena como si se tratase de una anguila y ella pega un grito al cielo, seguido por obscenos jadeos. El Hypno levanta la mirada y ve a Serena mirando al cielo, con la boca bien abierta y la lengua colgando por un costado, saca la lengua y se para detrás de ella, mete la lengua entre sus deseables nalgas y repite el acto en su ano. Serena vuelve a gritar al sentir la áspera lengua dilatando su culo, el pokémon la manosea mientras su lengua se retuerce en las entrañas de la joven.
Luego de varios minutos, la vagina de Serena expulsa una gran corrida, salpicando sus piernas y dejando un charco en el suelo, el Hypno vuelve a pararse frente a ella y usa sus poderes psíquicos para forzarla a inclinarse, quedando su cara a la altura de la entrepierna, el pokémon toma su pene y lo levanta hacia la cara de Serena, quien lucha por voltear la cabeza pero el Hypno mueve el péndulo y su boca se abre automáticamente, dejando que el enorme y rosado miembro entre poco a poco. Serena solo puede llorar y observar cómo el miembro del Hypno invade su garganta, ensanchándola y haciendo que le falte el aire. El pene entra por completo, la mandíbula de Serena está en su límite y en su garganta se puede notar el enorme bulto. Otro movimiento del péndulo y Serena empieza a mover la cabeza de adelante hacia atrás, atragantándose. El Hypno se percata de que la entrenadora mueve los labios y la lengua por cuenta propia, parece que empieza a disfrutarlo, así que mueve un poco las caderas, al ritmo de su víctima. Los movimientos se hacen cada vez más intensos, Serena lo chupa con más fuerza y velocidad. El Hypno saca su enorme miembro, dejando a Serena con las ganas de seguir mamándolo, se acuesta boca arriba y el cuerpo de la entrenadora automáticamente se mueve colocándose boca arriba sobre él. El excitado pokémon la abraza por la cintura e introduce su pene en la vagina de la muchacha, haciéndola voltear los ojos por el placer, la penetra con fuerza desde el inicio y ella gime ruidosamente, sus gritos se oyen por todo el bosque.



Serena jadea y grita, perdiendo el pudor. Sonríe el sentir el miembro entrando y saliendo de su vagina, golpeando las paredes de su útero y haciéndola sentir como nunca se había sentido. El Hypno respira en la nuca de la excitada muchacha, la manosea sin dejar de penetrarla cada vez más fuerte. El pokémon ya no puede aguantar más y eyacula, llenando el útero de Serena e hinchándoselo. Al sacar su pene, el semen sale a chorros y el vientre de serena poco a poco vuelve a sus dimensiones originales.
El pokémon la agarra de la cabeza y la lleva a su entrepierna, introduce su glande en la boca de la entrenadora y ella lo saborea pervertidamente, succiona los residuos de semen mientras introduce su lengua en el meato. El Hypno manosea sus nalgas y juega con su vagina al mismo tiempo que Serena intenta devorar su rosado miembro. La saca de su boca y mueve el péndulo nuevamente, Serena se de media vuelta y se agacha, se toma cada nalga con una mano y se las separa. El pokémon se para detrás de ella y, sin piedad alguna, introduce su gigantesco miembro en el ano de la joven, haciendo que pegue un grito como ningún otro. La coge de las caderas y la embiste con violencia, Serena no esperaba que el pokémon se fuera a por su culo, el cual le duele demasiado, su ano está al límite, pero en el fondo le agrada esa sensación. El Hypno se esfuerza por destrozar el ano de la muchacha e introducir su miembro hasta lo más profundo de su ser, gruñe muy excitado y Serena lanza al aire obscenos jadeos y gemidos. El choque de sus nalgas contra el cuerpo del pokémon retumban en el bosque, Serena tiene la cabeza gacha y la lengua le cuelga, de la cual caen abundantes gotas de saliva. El Hypno la embiste cada vez más fuerte, aumenta la velocidad, Serena aporta moviendo las caderas, los dos están muy calientes, poco a poco llegan a su límite y, finalmente, se corren al mismo tiempo. El semen del pokémon inunda los intestinos de Serena, quien cae rendida...agotada y satisfecha.



No se sabe exactamente qué pasó con Serena, algunos dicen que los Hypno usan sus poderes psíquicos para desaparecer a los humanos, otros afirman haber oído gemidos provenientes del corazón del bosque. Nada es seguro.

miércoles, 27 de agosto de 2014

EL VISCOSO DIA DE ZAC Y RIVEN

Era un día normal como cualquier otro en el juego en linea MOBA League of Legends (LoL pa los coleguis), lleno de crios de 14 años, afk´s (gente que deja la partida a medias, o ni la empieza) y Duo Bot-lane de novia-novio que no paran de tirarse los tejos y solo se ayudan entre ellos, mientras que matan a todo su equipo, aunque ellos estén en el mundo feliz de su fantasía, cuando ocurrió cierta contrariedad. El servidor del juego EU West, que tiene un servicio fantástico, vamos, ¡que casi nunca da problemas!, pero en aquel momento, paso algo inesperado, ¡el servidor se cayo! Ciertos campeones tuvieron algunos problemas..como la historia de hoy, que trata sobre la batalla en Top-Lane (linea de arriba) entre nuestro viscoso campeón Zac, y nuestra nerfea-quise decir, la espada rota, Riven.

Zac esta tumbado junto a la torre mientras ve como Riven masacraba a sus minions, muy concentrada
-¡Eh, tu, cobarde! ¿Que demonios haces ahi? ¡Ven a pelear si eres un hombre! -dijo asestandole un golpe mortal a un minion, del que cojio el dinero que soltaba-
-En primer lugar -dijo levantandose y estirandose- no soy un hombre, soy un ser amorfo hecho de..bueno, ya te contare. En segundo -señalandola- Yo estoy demasiado nerfeado como para poder hacer algo contra ti, asi que mejor espero a que llegen los minions -dijo mientras le pegaba un puñetazo a uno bajo su torre- ¿ves? mas facil -volvio a juntarse junto a la torre-
-Pero..que demonios..-dijo esta frustada mientras masacraba a los minions alrededor- ¡Hoy en dia dejan entrar en la liga a cualquiera, menudo vago! ¡Esta bien, ire yo a por ti! -Riven activo su R, usando todos los saltos de los que disponia (suficiente para cubrir las distancias de todo el mapa) para acercarse a Zac bajo su torre, mientras él la contemplaba acercarse indeferente
-Bueno, de algo habra que morir
De repente, Riven quedo congelada en mitad del aire, sin poder moverse, viendo como el disparo de la torre tambien se quedaba parado
-¿Pero..que? -exclamo mientras intentaba moverse-
-¿Eres nueva aqui? Bienvenida al servidor de EU West, nena -dijo levantadose y tocandole la frente-
-¡Eh..eh..! ¡que haces, ayudame!
Zac la agarro lentamente de los hombros, bajandola al suelo
-Gracias..y ahora..¡JIA! .Riven golpeo a Zac sonriente, mientras este se metia un dedo en la nariz, ella vio que su barra de vida no disminuia - pero..
-Te lo dije..no hay nada que hacer, salvo esperar, no suelen tardar mucho
-Ah, menos mal...
-Era otro ironia..
-¿Eh?
-Nada, dejalo
De repente uno de los minions comenzo a acercarse a ellos lentamente, atras, hacia delante, atras, hacia delante, atras
-¿Y a este que le ha dado?
-Oh, son algunas bugs que ocurren, es normal, mira -Zac se empieza a pegar cabezazos contra el suelo, atravesandolo- Eh, desde aqui te veo las bragas
-¡M..maldito bichejo asqueroso! -le golpeo varios zapatos en la cara, rebotando-
-¿No te gusta la gelatina?
-¡La detesto! -siguo sin cansarse empezando a sonrojarse, cuando atraveso ella tambien el suelo, pegandose al cuerpo de zac- ¡Pero que..!
-¿Que te trae por estos bugs del juego?
-¡D-dejame salir, maldito! -grito intentando soltarse de él, sonrojandose cada vez mas
-¿Quieres ser paciente de una maldita vez?
Los minions comenzaron a moverse por la parte de arriba, golpeandose
-Mira, parece que ya ha vuelto
En un haz de luz, Zac y Riven salieron del suelo, posandolos en medio de la jungla, pero algo pasó, algo habia cambiado en ese haz de luz, el cuerpo de Zac empezo a moldearse como el de una mujer, mientras que el de Riven, perdio sus "facultades femeninas" y gano algun que otro bulto de mas (los entendidos..pues entenderan)
-Pero..¡que demonios es esto! -dijo Zac, o por lo menos su cuerpo, tapandose como podia con las manos- ¡que ha pasado!
-Oh, bueno, eso tambien suele pasar de vez en cuando, algunos..bugs se quedan aun despues de los parcheos del juego -Zac miro su armadura sonriente- Eh, oye, nunca he tenido una de estas, ¿y esto?
-Zac se llevo la mano a su pene, sacandolo por fuera- Eh, oye, que practico, la primera vez que la tengo tan dura, literalmente
-¡Eh, eh, oye! -Riven se giro para no ver aquella escena- ¿y cuando demonios volveremos a ser normales?
-Oh..pues no se -Zac siguio meneandosela un rato mas- Aunque podria acostumbrarme a esto -empezando a sonrojarse- Esto es lo que llaman masturbarse..sienta bien..
-Eh....cuidado con lo que haces con mi cuerpo
-Ah, vaya, lo siento, parece que el servidor ya se ha arreglado -dijo Zac señalando el cartel de "Volviendo a reconectar"-
-Pero..-Riven se acerco lentamente a él- Aun no hemos vuelto a la normalidad
-Hm, quiza haya que volver a hacer lo que nos junto, al fin y al cabo
-¿Y que fue?
-No tengo ni idea, pero nuestros cuerpos se juntaron,  ¿recuerdas?
-Hm..si..supongo..¡Eh, oye, ¿que haces?!
Zac se acerco lentamente hacia Riven poniendo una mano en uno de sus gelatinosos pechos
-Pues..no funciona
-Y-Y-Ya ves que no -volviendo a ruborizarse-
-Podriamos probar de otras maneras
-¿Q-que maneras?
-Agachate -dijo Zac agarrandola de los hombros y moviendola lentamente hacia el suelo-
-¿Que vas a hacer?
Zac coloco su nuevo adquirido pene de carne y hueso entre los gelatinosos pechos de Riven, viendo como lo absorbia por completo y se perdio en un mar de viscosa gelatina
-Oh...vaya..no me lo hex-peraba..-solto un pequeño gemido-
-Deja de hacerte el gracioso..¿y ahora que? ¿Es que una cubana nos devolvera a como estabamos en realidad? -Riven agarro sus pechos empezando a moverlos y jugando con la polla de Zac
-Bueno..ayudar..a mi desde luego si...-llevandose las manos a la cara- Los humanos como tu teneis mucha suerte de poder hacer esto
-Bueno, mas bien los hombres -Riven lamio lentamente la punta- Las mujeres somos las que aguantamos y lo hacemos para complaceros
-¿Y porque te sonrojas entonces? ¿No es que te excitas?
-Es..este..maldito cuerpo tuyo..cada vez que algo entra..
-Olvide mencionar que tengo cierta parte de afrodisiaco dentro de mi
-Seras..maldito..ah..
-Supongo que ahora todo tu cuerpo es como una vagina gigante..mojada..
-P-Pero yo..
-Espera un segundo..-Zac solto un gran fuente de corrida dentro de su boca (que punteria, ni Karthus con su R)- Ah..ah..¡pero que agradable sensacion!



-Riven se quedo algo sorprendida y noto como algo tambien recorria su interior, dandole un escalofrio y empezando a jadear un poco- ¿u-un orgasmo? -dijo cayendo al suelo extenuada-
-Bueno..como ya te dije el afrodisiaco tiene algo de efecto..te entre por donde te entre, tendras esa sensacion..
-¿Entonces tu..?
-No, yo soy hetero, aunque parezca que paso de todo, me gustan las domingas tanto como hacer ejercicio
-Je..-Riven se limpio el semen de su boca con la mano, machandosela del todo- Como absorbe..parezco una esponja..
-¿Aun con ganas de mas?
-¿Que?
-Bueno..quiero aprovechar este nuevo cuerpo que tengo
-Bueno..esta bien, pero porque esta sensacion me gusto..-Riven de uno de sus saltos se engancho a la cintura de Zac, cojiendo su pene, y comenzando a meterlo lentamente en lo que seria su culo- Ah..ah..no se donde esta..
-Se ha perdido en un mar gelatinoso -Zac  movio sus caderas hacia arriba comenzando a follarsela mientras Riven apoyaba su cabeza en su pecho, llevando la lengua hacia afuera
-Ah..ah..mas, ¡es genial! ¡Espero que este server siempre este caido!
-Tranquila..Es EU West..ah..joder..-Zac agarro uno de sus pechos lamiendo la gelatina y practicamente mordiendola-
-¿Te gustan mis tetas?
-Me encanta, tanto como ti a mi polla
-Vale..lo confieso, ¡ah! ¡no pares Zac, por favor! ¡Revientame!
-Lo hare como tu sueles hacer con los demas top...¡TE PARTIRE EL CULO! -Zac aumento la velocidad al maximo
-Ah..ah...por dios..-Riven sentia como no paraba de correrse por culpa de la tremenda follada, mientras la expresion de Zac cambiaba- ¿vas a correrte?
-¿Quieres que te llene?
-Adelante..el cuerpo es tuyo -dijo soltando una pequeña risita malvada-
-Apoquinare con lo que haya..
Zac termino de soltar otro gran chorro en su interior, mientras la misma luz que los envolvio la primera vez les devolvia a sus cuerpos
-Ah...¡por fin! -dijo Riven dando saltos de alegria, concretamente tres- Ya era hora de que dejase de ser gelatina
-Jo, a mi me molaba tener un pollon..
-Si te pudiese volver a prestar el cuerpo..lo haria..creeme -dijo Riven soltando una risita-
-Bueno..gracias -Zac le devolvio la sonrisa-
-Y ahora..mi querido Zac..

FIRST BLOOD

No se que esperaba -Zac









lunes, 28 de julio de 2014

ARTISTA HENTAI DE LA SEMANA #1: TAKEDA HIROMITSU

Me estreno en esta comunidad para traeros una nueva sección, en la que semana a semana, os recomendaremos algún artista hentai que haya llamado nuestra atención y que consideremos de interés para vosotros, para así daros a conocer su trabajo e ilustraros un poquito sobre el mismo.

Y hoy, aprovechando que es la primera entrada de este tipo, he decidido empezar fuerte hablando del que en mi no tan humilde opinión es el mejor artista de h-doujinshis que hay, Takeda Hiromitsu:

Azuki Shinatsu, Aki Nijou y Chacha Akaza, miembros de Maken-ki!

Este artista se ha ganado un hueco en la industria del manga al publicar su obra más conocida, Maken-ki!, en la revista Monthly Dragon Age (publicación en la que también se serializa la serie de Highschool of the Dead, siempre que a los hermanos Sato les da por hacer algún capítulo...).

Espada Love, nueva y más que bienvenida incorporación al plantel de féminas de Maken-ki!

Sin embargo, la razón por la que Takeda tiene un hueco en este blog se debe a sus orígenes, y su actualidad, ya que pese a publicar su obra shônen, no ha cesado de realizar trabajos de contenido hentai, ya sean estos h-doujinshis dentro del círculo Shinjugai, en revistas cómo la COMIC Megastore o la COMIC X-EROS, o, aunque de forma menos frecuente, con eroges para compañías como Pin-point.

Netorare en directo en esta escena de Kedamono-tachi no Sumu Ie de

En cuanto a su trabajo dentro de este tipo de publicaciones, se caracteriza por tocar géneros como el netorare, que se resume en una pareja que es rota cuando una tercera persona irrumpe en sus vidas, secuestra o chantajea a la chica, y la pervierte sumergiéndola en una espiral de placer, hasta que esta acaba por olvidar a su pareja original, que en algunas ocasiones es atormentado mediante el black mail con el que el netorareador apoya sus fechorías.

Así tenemos h-doujinshis tan buenos como Ima Ria o Mana Tama Plus, o los dos eroges en los que el autor ha trabajado para Pin-point, Kedamono-tachi no Sumu Ie de e Inshitsu Otaku ni Ikareru Imouto (este último dispone de una adaptación animada de tres OVAs).

Segundo capi de Sister Breeder, y sus insanas relaciones amorosas (xD)

Aunque la verdad, viendo cosas como su última obra, Sister Breeder, ni siquiera las tramas que no contienen netorare suelen seguir el formato del happy sex convencional, ya que cómo la mencionada publicación, se caracterizan por tratar temas como el sexual training, así que a la larga todas sus féminas acaban reducidas a lo que en Japón tan enérgicamente denominan como "mesu buta!", sean fieles a uno mismo o le pongan los cuernos (xD).

Esto me plantea una última pregunta, en forma de deseo, para cerrar esta entrada. Y es que, teniendo en cuenta la predilección de Takeda por el dark-hentai, ¿abordará alguna vez una trama con tentáculos, orcos y demás aberraciones con alma de violador? Esperemos que sí (=3).

¿Veremos téntaculos y paredes de carne en alguna futura publicación de Takeda?

viernes, 11 de julio de 2014

HIGHSCHOOL DXD: LA RECOMPENSA DE ISSEI


En honor al gran empeño que Issei le ha estado poniendo a su labor como demonio, Rias decide prepararle una sorpresa que jamás olvidará, para ello necesita ayuda de todas las integrantes del club.
Issei entra a la sala del club y grande es su sorpresa al ver que la mesa y los muebles fueron reemplazados por una enorme cama en forma de corazón. Se abre una de las puertas y la imagen es demasiado para un muchacho de escuela media. Rias y Akeno aparecen desnudas, sus enormes tetas rebotan conforme ellas caminan. 
-Bueno mi peón, estás siendo un buen demonio-le dice Rias-tu premio será el harem que tanto deseas.




Detrás de ellas aparecen Asia y Koneko, quienes no tienen los increíbles atributos de las otras, pero sus cuerpecitos son hermosos y apetecibles. Las cuatro muchachas se sientan en la cama y hacen gestos con la mano para llamarlo. Rias y Akeno sonríen seductoramente, mientras que Asia y Koneko tienen la cara roja pero no están en desacuerdo con el plan.
Issei, aún sin poder dar crédito a lo que ven sus ojos, camina lentamente hacia la cama. Ver a esas cuatro bellezas desnudas parece un sueño, se quita la ropa un poco asustado ya que será su primera vez. Se acuesta boca arriba en la cama, esperando a que las muchachas hagan el primer movimiento. Rias acaricia su miembro mientras Akeno masajea sus testículos, la sensación es indescriptible. Al mismo tiempo, Asia se sienta sobre su cara e Iseei lame su virginal vagina, haciendo que la ex monja suelte grititos de placer. Koneko pasa su lengua por los pezones del muchacho, bordeándolos con la punta.

Su pene ya está totalmente erecto, Rias lo recorre con la lengua y coloca el miembro entre sus tetas, Akeno hace lo mismo. Koneko le muerde los pezones con suavidad y la vagina de Asia empieza a secretar sus jugos. Las cuatro grandes y pesadas tetas empiezan a moverse de arriba abajo, el pene expulsa líquido pre seminal por momentos. La lengua de Iseei se mueve frenéticamente en el interior de Asia y ella gime de placer, ruborizada pero contenta. Usando una de sus manos, acaricia la vagina de Koneko y hace que su cuerpo tiemble, su rosado clítoris palpita al contacto con los dedos.
Asia ya no puede más, su vagina llega al límite y se corre en la boca de Issei, mientras que éste se bebe la corrida, la ex monja se inclina hacia él y lo besa, acariciando su pecho.
Las cuatro jóvenes se separan de él y Rias le pide que se ponga de pié, él obedece e inmediatamente las muchachas se arrodillan. Estando Koneko más cerca, es la primera en acercarse y tomar su pene con ambas manos, lo introduce en su boca y lo chupa con mucho esmero, luego de Koneko le sigue Asia, ella lo chupa con más timidez y procura no tocarlo mucho, luego siguen las más empeñosas, Akeno devora el pene y lo succiona como si fuese una aspiradora, sostiene los testículos con la mano y los masajea mientras engulle el miembro con hambre. Al final, Rias lo chupa como Akeno, pero con mayor ternura, besa su glande y lame su falo con cuidado, hasta dejarlo completamente ensalivado, lo introduce entero y lo masajea con la lengua mientras succiona. Rias lo hace por más tiempo que las otras, pero es la que se lleva el premio. Issei se corre en su boca, Rias no esperaba tanta cantidad y se sorprende un poco pero sin perder la compostura, se traga en esperma poco a poco.




Ya habiendo saboreado todas el pene de Issei, se acuestan boca abajo en la cama, una al lado de la otra y lo miran sonrientes. Él no comprende muy bien qué ocurre y mira a Rias en busca de una explicación.
-Es muy simple mi peón-le dice-nos tienes aquí, elige a cuál de nosotras quieres penetrar primero, puedes elegir el agujero que quieras. Descuida, nos tendrás a todas.
Sin pensarlo dos veces, se lanza en la cama y toma primero las nalgas de Koneko, las acaricia y las separa, coloca el glande sobre su ano y lo penetra de golpe, haciendo que la demonio grite de dolor. A pesar de oír sus alaridos, la penetra con fuerza, su apretado ano se siente maravillosamente bien. El muchacho extiende el brazo y manosea el culo de Asia, quien está a la derecha de Koneko. Ambas chicas gimen y sus vaginas se humedecen rápidamente, el excitado muchacho eyacula en el interior de su compañera y el cuerpo de ésta se estremece ante la abundante corrida.
La siguiente es la inocente Asia, Issei penetra su vagina con un poco más de delicadeza, pero con intensidad, se inclina y lame la cara sonrojada de la ex monja. Después de Asia vienen los platos fuertes, Akeno es la penúltima. El demonio se toma su tiempo para amasar sus redondas nalgas mientras que Rias lo mira con una sonrisa pìcara. Luego del juego previo, introduce su glande en la vagina, haciendo que Akeno suelte un pequeño gemido, mueve un poco las caderas y su miembro entra por completo pero, no contento solo con eso, junta sus dedos indice y medio (de la mano izquierda) y los introduce en su ano, Akeno gime sonriente, muy complacida. Las embestidas son violentas, la cama se sacude como si en cualquier momento se fuera a romper. Koneko y Asia miran asombradas la cópula que está sucediendo frente a ellas y agradeciendo que el muchacho no haya sido tan intenso con ellas, en cambio Rias mira muy complacida de que su querido peón es todo un hombre. Akeno empieza a gemir con fuerza y ambos se mueven rítmicamente, Issei hace un esfuerzo para acelerar aún más y su pene se sale justo al momento de correrse, bañando las nalgas y espalda de Akeno, sin mencionar que las caras de Koneko y Asia terminaron manchadas con el blanco líquido.
Finalmente, el plato principal, Rias Gremory. Issei se mentaliza para lo que viene, quiere tener el mejor desempeño para no decepcionar a su ama. Ella, estando boca abajo, voltea la cara hacia él y le sonríe cariñosa y lujuriosamente. El pene de Issei sigue erecto y éste empieza a palpitar por la excitación. Lo coloca entre las nalgas de Rias y las usa para masturbarse. Akeno se acerca a él y lame sus pezones, Asia se acerca a su boca y lo besa. Rias se calienta cada vez más, siente el cilindro de carne entre sus perfectos glúteos y se pregunta qué se sentirá tenerlo dentro.




-¡Vamos peón!-grita Rias-¡Usa mi culo!
Issei no tarda en obedecer e introduce su miembro de golpe en el ano de su ama, la pelirroja grita de dolor y placer. El demonio empieza a embestirla aún más violentamente que a Akeno, Rias gime y grita con mucha fuerza, su virginidad anal acaba de ser tomada maravillosamente. Akeno muerde los pezones del muchacho y Asia introduce la lengua en su boca, haciendo que los besos sean más intensos. Koneko, cansada de ser ignorada,  se acerca al lujurioso demonio por atrás y mete la cara entre sus nalgas, lamiéndole el ano. Akeno y Asia se masturban mutuamente y Koneko usa sus dedos para proporcionarse placer, todos gozan y hacen gozar a otro, es el harem con el que Issei siempre soñó.
Pasados varios minutos, el peón eyacula en el culo de su ama y ella, con la lengua afuera y una gran sonrisa, lanza una abundante corrida. Issei se queda dormido por el agotamiento, las chicas lo miran sonrientes y muy complacidas por su desempeño, cada una besa su mejilla y se van, dejándolo dormir plácidamente luego de su merecida recompensa.

sábado, 21 de junio de 2014

THE LEGEND OF ZELDA: LA ELECCIÓN DE LA PRINCESA ZELDA

El reino fue tomado por su propio cuerpo militar, Link es traicionado y capturado, se encuentra encerrado en una celda del castillo y será ejecutado al amanecer. La princesa Zelda se encuentra cautiva en una de las torres del castillo, dos guardias vigilan que no se escape o intente pedir ayuda. El hombre detrás de ésta toma de poder no es nadie más que el General al mando del ejército, estuvo planeando el golpe durante ya varios meses. Cansado de seguir órdenes, el General está dispuesto a lo que sea con tal de apoderarse del reino y de todas las tierras cercanas.
La princesa oye pasos, el general entra y ella lo mira con profundo odio, pero él solo le sonríe burlonamente. Zelda se pone de pié,sus ojos echan chispas y las manos le tiemblan por el enojo y la impotencia.
-No te saldrás con la tuya-le dice al malvado sujeto y él se limita a mirarla con indiferencia.
-Princesa, no he venido a discutir-le responde-quiero negociar contigo.
-¡No tengo nada que negociar con un traidor como tú!
-Jejeje Claro que sí, si es que amas a Link me escucharás.
La princesa se sorprende, recuerda que su amado se encuentra cautivo al igual que ella, lo que no sabe es que lo ejecutarán mañana. Piensa durante poco más de 2 minutos y finalmente cede.
-Te escucho...
-El reino ya es mío y si yo quisiera, los mataría a Link y a ti.
-Oy...
-Déjame terminar princesa. Yo los mandaría a matar si quisiera, pero hoy me siento generoso y quiero negociar sus vidas. No lo sabías, pero di la orden para que Link sea ejecutado al amanecer, pero tú puedes salvarlo.
-Qué...qué tengo que hacer...
El general se acerca, muy altanero y orgulloso, le acaricia el cabello y ella mueve la cabeza, sin quitarle los ojos de encima.
-Solo tienes que hacer una cosa por mí-le dice, mirándola con lujuria-eres tan hermosa...
-¡No! ¡Jamás me rebajaré a eso y menos con alguien como tú!
-¿Quieres salvar a Link?-le pregunta, riendo entre dientes-Puedo ser muy generoso si tú lo eres conmigo.
-E-Está bien...lo haré, pero debes devolver el reino.
-No mi querida princesa, si tú eres generosa conmigo, yo dejaré que se vayan.
La princesa Zelda lo piensa por varios minutos, perdería el reino pero salvaría su vida y la de Link. Podrían escapar y vivir tranquilos por el resto de sus vidas, pero eso significa que dejaría el reino a manos de ese hombre. Zelda respira profundamente, analiza y considera todas las posibilidades.
Finalmente, con el dolor de su corazón, la princesa elije obedecer. Su felicidad con Link es más importante, incluso más que el futuro del reino. Mira al general muy enojada pero sus ojos reflejan resignación. 
-Así me gusta princesa, ahora nos estamos entendiendo-le dice el general mientras se quita la armadura y los ropajes-ya verás como la pasaremos bien.
Zelda se desnuda lentamente, unas lágrimas cargadas de enojo e impotencia se deslizan por sus mejillas. El vestido cae el suelo y se dispone a quitarse la corona, pero el general la detiene.
-No, esa déjatela puesta jejeje-le dice, sin dejar de mirarla con morbosidad absoluta-ahora arrodíllate.
La princesa obedece y se pone de rodillas frente a él, su nariz se encuentra a pocos centímetros del miembro, su pene tiene un olor fuerte y eso le desagrada. Lo toma con una mano y con la otra sostiene sus testículos, los acaricia para estimularlo. Zelda observa cómo el miembro aumenta de tamaño en su mano. Con mucho asco, abre su boca y lo introduce en ella, tiene un sabor agrio y nauseabundo, pero intenta controlar sus arcadas y empieza a chuparlo. El general da obscenos y enfermizos gemidos de placer al sentir su miembro siendo abrigado por la boca de la princesa, quien llora silenciosamente pero en el fondo sabe que lo está haciendo por su libertad y felicidad.




Luego de una larga sesión de asqueroso sexo oral, el general coge a la princesa del cuello y la arroja en la cama, ella cae boca abajo e intenta ponerse de pie pero el malvado sujeto coloca la mano en su espalda, evitando que cambie de posición. El general se pone encima de ella y, sin piedad alguna, la penetra frenéticamente. La princesa lanza al aire gritos de dolor, los cuales retumban en todo el castillo.
Durante gran parte de la noche, la princesa Zelda es violada por el malvado capitán, quien no se contiene ni un poco y la trata como un juguete sexual. Ella no tiene más remedio que permitir que use su cuerpo de esa manera, pero en su mente se pregunta qué pensaría Link si la viera, si dejaría de amarla por ser tan puta o si entendería que lo está haciendo por ambos. Sus pensamientos son interrumpidos por los gritos del general.
-¡Concéntrate perra! ¡Mueve más las caderas!-le grita sin dejar de embestirla con todas sus fuerzas-¡Rápido, que ya voy a acabar!
El general eyacula dentro de la princesa, su corrida le llena las entrañas y le provoca dolor abdominal por tener el vientre tan hinchado, su espeso semen lucha por salir y lo logra cuando saca su pene de la vagina de la agotada princesa, quien se desmaya a los pocos segundos debido al cansancio.
Huir con Link al bosque, buscar un nuevo lugar dónde vivir, tener una familia, ser felices. Los niños jugando con los animales del bosque y regresando a casa a la hora de cenar. Todo eso rondaba la cabeza de Zelda, eso es lo que quiere obtener a cambio de permitir que el general de adueñe del reino. Pero nada pasa como estaba planeado, el general la engañó vilmente. Luego de que ella perdiera el conocimiento, fue llevada al lado de Link, quien la vio asqueado, el semen aún salía de su cuerpo y su piel está cubierta por una delgada capa de esperma. Ambos fueron ejecutados pocas horas después y el general logró su cometido, apoderarse del reino.

miércoles, 18 de junio de 2014

BLEACH: VENDETTA (YURI)

Soi Fong estaba en uno de sus habituales entrenamientos cuando un hermoso gato negro pasó ronroneando caprichoso entre sus piernas. Ella decidió concederse un descanso para acariciar al suave animal, posándolo sobre sus rodillas.
De repente, el gato se convirtió en una bella y morena mujer: Yoruichi. Ella estaba desnuda y no pareció importarle; sin embargo, Soi Fong enrojeció al instante ante los atributos de la mujer que había aparecido de repente.
Yoruichi la miraba duramente a los ojos, y Soi Fong no hacía sino sonrojarse más y más. Bajó la mirada, evitando posarla en su pecho o su sexo, pero Yoruichi tomó su cabeza y la elevó, obligándola a mantenerla altiva, y la besó, rozando sus pechos con los de ella. Le retiró la ropa de inmediato y siguió besándola dejando que sus sexos se rozasen y notando cómo Soi Fong se empapaba. Se agachó y empezó a lamer su corrida de rodillas en el suelo, mientras Soi Fong agarraba y tiraba de su cabellera, evitando el menos jadeo o gemido que se le pudiera escapar. Al acabar, Yoruichi se levantó y la besó, pasándole así toda su corrida. Soi Fong tuvo que tragarlo para poder respirar.
Yoruichi puso un dedo en su boca, haciéndola callar, y se tumbó en el suelo cuan larga era, a disposición entera de Soi Fong. Esta, sonrojándose si cabe aún más, comenzó a acariciar todas sus formas: su pelo, su rostro, su cuello, su clavícula, sus senos, sus brazos, su torso, sus muslos, sus pies, su clítoris... Al llegar a este último le sorprendió notar que Yoruichi apenas se había mojado, por lo que introdujo tres dedos de golpe en ella, provocando que de su boca saliese un pequeño gritito. Sonrió y puso un dedo en su boca, imitándola y así burlándose de ella. Hizo un movimiento circular con los dedos, sin
dejar de mirarla, mientras que Yoruichi cerraba los ojos evitando el contacto visual.
Cuando Soi Fong creyó que Yoruichi estaba a punto de venirse, sacó los dedos de ella, dejándola en medio de un terrible sufrimiento, hasta el punto de casi hacerla
llorar. Le ofreció sus dedos mojados para que los chupase y, dejándola sufriendo en el suelo, volvió a vestirse y continuó con su entrenamiento, no sin antes susurrar en su oído una sola palabra:
- Vendetta.